Como ya lo había adelantado el Intendente municipal Martín Aveiro, la comuna se encontraba trabajando en una estrategia de mejora de luminaria, ahorro energético y principalmente aportes a la seguridad de los ciudadanos.

Por ello y teniendo en cuenta que el departamento corazón del Valle de Uco cuenta con un aproximado de 6.000 lámparas de luz que conforman el alumbrado público y que hasta ahora eran de sodio, se decidió realizar el cambio de las mismas a luminarias LED.

La etapa inicial contempla 3.500 LED para el casco céntrico de Tunuyán, luego esta tarea será trasladada poco a poco al resto de los barrios  que tengan condiciones dadas para este tipo de trabajos y los distritos más alejados.

En primer lugar se reduce considerablemente el consumo energético y en consecuencia se desarrolla un ahorro económico por la utilización del servicio. Además, resulta un gran aporte a la seguridad ya que la claridad proporcionada por los LED es más efectiva y potente por lo que dará una mejor visualización en las calles.

Este proyecto en una primera etapa se realiza con recursos propios. Se trata de fondos municipales logrados con una buena administración que prioriza las acciones concretas que mejoran el departamento y que además dan respuestas a los vecinos en cuestiones preocupantes como en este caso, la seguridad.