La Municipalidad de Tunuyán impulsó un programa de recolección de Residuos Eléctricos o Electrónicos, en el marco del cuidado del medio ambiente. Se trata de artefactos que quedaron obsoletos, tienen fallas o se rompen y dejan de funcionar, provocando no sólo una molestia en el hogar, sino un perjuicio para con el planeta. Esto es, por componentes internos que resultan contaminantes, como el cadmio, plomo y el mercurio.

“La intención del Ejecutivo, es que estos elementos sean dispuestos de manera responsable en el COINCE”, destacó el Concejal Emir Andraos, a cargo del programa. Además, agregó que la finalidad principal es “concientizar a la gente a través de la comunicación, ya que durante nuestra estadía en la Plaza departamental, se acercaron muchos vecinos para preguntar de qué se trataba y qué se hacía con lo recolectado”.

El grupo de jóvenes que integran el programa “Más Voluntarios”, estuvo desde el miércoles, de mañana y tarde, en la plaza departamental de Tunuyán. Se recolectaron monitores, CPU, impresoras, televisores, grabadores, celulares, radios y otros elementos.