Esta frase, expresada por un vecino del lugar, resume el significado de la inauguración de las obras de urbanización correspondientes al callejón Cona. El hombre, adulto mayor, se animó a tomar la palabra cuando lo hacía el Intendente, y a pesar de su emoción, contó a corazón abierto su experiencia, tras 53 años de vida en el mismo lugar. “Sufríamos muchísimo, señor Intendente. Cuando llovía, se nos metía el agua para la casa. Estábamos hasta altas horas de la noche sacando el agua con los nietos. Hoy gracias a Ud. tenemos cunetas para no inundarnos, además de este hermoso asfalto”, dijo el vecino.

Lo que se vivió anoche fue una muestra más de que todo esfuerzo y espera vale la pena, cuando de mejorar la calidad de vida de la gente de Tunuyán se trata. Tanto es así que siendo una de las obras más chicas y baratas que ha encarado este municipio, que incluso fue realizada en tan sólo 20 días, ha generado una repercusión inmensa entre quienes viven a diario en esa zona. Para muchos son sólo 150 metros de asfalto, de cordones y cunetas. Pero para otros “significa muchísimo, significa que ya no tendremos que soportar el agua en nuestros hogares, significa que ya no caminaremos más por el barro, significa que nuestros niños ya no tendrán miedo a inundarse, significa que ya no se arruinarán nuestras cosas”.

De la misma manera lo vivió el intendente, Martín Aveiro, quien lució feliz y orgulloso de la transformación que está viviendo Tunuyán. En su discurso, el jefe comunal destacó que esto es posible gracias a “una administración impecable, que le paga a los proveedores el mismo día que entregan las obras, que durante 2018 inauguró el doble de obras que en 2016 y 2017, siendo que éste último tuvo elecciones, que invirtió más de 400 millones en obra pública, siempre pensando en el bienestar de nuestra gente”.

Aveiro recordó lo que tiempo atrás le reclamaba una vecina, de buena manera claro está, y que en el acto se acercó a agradecerle por lo realizado, reconociendo su compromiso con la sociedad. “Entre los presentes, hay una vecina que notaba cómo estábamos haciendo obras por todas partes, sin acordarnos del pasaje Cona. Salió en un spot publicitario, recientemente. Y es cierto lo que decía la señora, porque durante muchos años estuvieron olvidados. Sin embargo, es bueno resaltar que al final de la nota señalaba que “estaba segura de que íbamos a llegar”, tarde o temprano, como en cada rincón del departamento. Miren si no tenía razón, estamos aquí, inaugurando una nueva obra de urbanización”, sostuvo el Intendente.

“Si las gestiones anteriores hubieran hecho algo por alguno de los callejones de Tunuyán, esta obra la hubiéramos terminado hace ya mucho tiempo. Esta gestión ha urbanizado 13 de los 16 pasajes que tenemos. Los tres restantes, también correrán con la misma suerte. También, entre plazas nuevas y re-funcionalizaciones, hemos entregado 23 desde que asumimos el compromiso de gobernar Tunuyán, 35 playones deportivos para el disfrute de niños y jóvenes. Y si Dios quiere, cuando pase la veda electoral, vamos a ir en busca de un nuevo sueño: adquirir un predio cercano para construir el espacio deportivo, cultural y recreativo que merece este gran barrio”, ampliaba el jefe comunal.