Las bajas temperaturas se empiezan a sentir en el departamento de Tunuyán y la necesidad de calefaccionar el ambiente es cada vez más frecuente. Desde el municipio, y en concordancia con la provincia, se recomienda seguir una serie de medidas para prevenir la exposición al monóxido de carbono.

  • Ventilar los ambientes, en la medida de lo posible.
  • Utilizar, calefactores o estufas con salida al exterior y, de ninguna manera, calefaccionar con hornallas, hornos o braceros.
  • Asegúrese, mediante informe profesional de un gasista matriculado, de no tener pérdidas en su domicilio. Y recuerde que la llama debe ser de color azul. Una forma útil de revisar que no haya fugas, es usar agua y jabón.
  • No olvide apagar estufas antes de dormir. Ante todo, en caso de calefaccionar con leña, asegúrese de que no quede ni una braza encendida. Mismo caso, si sale del domicilio por algún motivo.
  • En caso de utilizar garrafa, garantícese de que todos los elementos estén bien conectados y no permita la corriente de aire cerca de ella. También es importante tener en cuenta que debe estar ubicada de forma vertical y sí o sí contar con precinto de seguridad. Al finalizar la jornada, recuerde cerrar la válvula correspondientemente.

En caso de sentir algún síntoma, como somnolencia, dolor de cabeza intenso, náuseas o vómitos, zumbido en los oídos o impotencia muscular, comuníquese al 911 o concurra al hospital o centro de salud más cercano. El monóxido de carbono es incoloro, sin olor y altamente tóxico.