La Municipalidad de Tunuyán dispuso una serie de reformas en el Manzano Histórico, destinadas a mejorar la calidad del agua. Se trata de un desvío de cauces de aguas contaminantes. De esta manera, se logrará evitar que el agua contaminada llegue al reservorio dispuesto en el paraje.

Esto responde a la necesidad de mejorar la calidad del agua y evitar consecuencias en el marco de la salud, evitando que las sustancias contaminantes lleguen a la Red de Agua, desde donde se nutren los campings y el museo de Piscicultura.

La obra mencionada, tiene que ver con la construcción de un conducto que unirá una pequeña sangría de agua, que es generalmente utilizada por vacas y caballos, y el arroyo Pircas. Este desvío está ubicado por encima del comparto desde donde nace el agua apta para el consumo. Así, el agua contaminada no entrará en contacto con la purificada.

El municipio viene trabajando desde hace tiempo en la implementación de acciones tendientes a mejorar la calidad del agua en el distrito de Los Chacayes, no sólo con la construcción de este conducto, sino también con una nueva planta de agua, que incluye una pileta de hormigón armado de 40 mil litros, una red de agua de 1100mts. de longitud que se unirá a la red existente, mejorando la cantidad y la calidad de agua.

El turismo en Tunuyán, más precisamente en el Manzano Histórico, ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años. Por eso se han llevado a cabo reformas de manera permanente, obras para brindar mejores servicios y comodidades a los visitantes, acciones de recreación para los más chicos y sobre todo, oportunidades para las economías regionales, optimizando espacios para ventas artesanales y gastronómicas, y dando lugar a la Cultura y exposición de artistas locales.