La mesa estuvo integrada por representantes de Tunuyán, La Paz, Santa Rosa, Lavalle, Maipú y San Rafael.

El objetivo tiene que ver con las grandes dificultades que tienen los municipios por no poder resolver las problemáticas de género y diversidad sexual que se les presentan.

La intención fue coordinar políticas públicas que permitan abordar estos temas, teniendo en cuenta que no es la misma realidad la que tienen estos departamentos con los municipios cercanos al micro centro mendocino porque son muchos los casos que suceden en las zonas rurales donde es muy difícil llegar con asistencia o acercar a las mujeres.

En estos municipios hasta el momento el recurso es todo municipal y es por ello que buscan trabajar mancomunadamente. Porque según lo advertido, el recurso enviado de la provincia este 2.020 será el mismo que el año anterior a pesar de la devaluación que ha existido. Los medios son acotados, no se contemplan las situaciones particulares.

Además, la reunión coordinó articular las actividades de las áreas de violencia de género y diversidad en estos departamentos de la provincia de Mendoza.