Cerca de las 7 de la mañana empezaban a llegar los primeros jinetes al predio del “Gauchito”. Mate en mano, vestidos para la ocasión y al ritmo de una buena Tonada, gauchos y chinas se preparaban para una nueva aventura a caballo rumbo a la Cruz Negra. Esto fue, en el marco de la 5ta. Edición de “La Cabalgata de los amigos”, propuesta promovida por la Municipalidad de Tunuyán, mediante la Escuela de Artes Ecuestres.

En total, fueron 180 los caballos que dieron marco a esta fiesta, número ampliamente superior a las ediciones anteriores. Sin embargo, lo más importante de este tipo de reuniones no es el número de participantes, sino más bien, el número de personas que acompañan la actividad, que dan vida a las tradiciones, que sostienen la cultura cuyana y que invitan a continuar por este camino de dar lugar o apoyar eventos populares donde la familia es la protagonista. Más de 600 personas coparon el predio de la Cruz Negra. Hubo comidas típicas, baile, música y brindis por doquier.

Durante la jornada, estuvieron presentes acompañando a la Escuela de Artes Ecuestres del municipio, las agrupaciones Los Compadres y Brisas del Valle. Además, estuvieron participando de la actividad el Intendente de Tunuyán, Martín Aveiro, el secretario de Infraestructura y Medio Ambiente, Julio Cisterna, y Cristian Gottardini.

Desde la organización de la Cabalgata de los Amigos, sostuvieron que “se cumplieron ampliamente con las expectativas, con un gran número de participantes y familia en general, como así también habiendo disfrutado de la jornada sin mayores inconvenientes”. Por su parte, el Intendente de Tunuyán se mostró muy conforme y a gusto, e instó a los organizadores y agrupaciones gauchas “a seguir trabajando para que ésta actividad continúe por muchos años más porque revaloriza lo mejor de nuestras tradiciones”.

Otro punto destacable tiene que ver con la participación del Ballet Federal municipal, la escuadra ecuestre de los hermanos Contreras y la puesta artística musical de los “Trinares del Piuquén”, «Amanecer Cuyano», “Alberto Silva y sus Huarpes” y “La Grieta”.