La propuesta de implementación de los ecovasos fue muy bien acepta en los festivaleros ya que dejaron la seña de $50 y se llevaron un vaso modero, representativo de Tunuyán, sin contaminar. El mismo vaso podía ser utilizado por una persona o familia durante todas las noche y luego ser canjeado para recibir el dinero que habían entregado.

Cabe destacar que a medida que fueron transcurriendo los días de festival, debieron reponerse los vasos ya que los consumidores no los devolvían y se lo llevaban a sus casas. Ésta era una opción posible para quienes quisieran dejárselo como un recuerdo de dicho evento popular o bien dejarlos en un centro de canje donde se les reintegraba el dinero.

La implementación de los ecovasos tenía como primer objetivo dejar de utilizar los clásicos vasos de plástico que no hacen más que contaminar. Al estilo de las grandes ciudades, se creó consciencia en las personas sobre el cuidado del ambiente y la eliminación de PET.

La medida fue muy bien aceptada entre los asistentes al festiva, tanto locales como turistas que pudieron manifestar su contento por el esmero del Municipio de Tunuyán y el compromiso con la protección del ambiente.

Catalina, turista de Buenos Aires; “Me encantó la idea de los ecovasos, me los voy a llevar a casa de recuerdo de este hermoso festival”.

Raúl, vecino de Tunuyán; “Me parece muy bien que hayan entregado estos vasos, no solo debemos luchar por el gua, sino también ir en contra de todo lo que destruye nuestro ambiente”

Mauricio, de San Carlos: “Está muy buena la idea y al ser de 1/2 litro podes compartir la bebida con alguien más”.