Bajo el concepto de economía circular y generando acciones concretas de reciclaje, la Municipalidad de Tunuyán, Eco de los Andes y Madera Plástica Mendoza (con sede en la planta de reciclaje Junín Punto Limpio, del Municipio de Junín), firmaron un convenio por el Programa Botellas de Amor en la sala de reuniones del municipio tunuyanino.

En la firma, estuvieron presentes el Presidente del Consejo Deliberante, Emir Andraos (en representación del Intendente Martín Aveiro), el Intendente de Junín, Héctor Ruiz , representantes de Madera Plástica Mendoza y de Eco de los Andes.

Juntos destacaron el objetivo de promover una nueva forma de reciclar plásticos y cuidar el medio ambiente. “Es un peldaño más de esta escalera que va apuntando a la sostenibilidad del departamento. Nosotros hace tiempo venimos trabajando con políticas que tienen que ver con esto, con un cambio cultural significativo en nuestra comunidad, con conductas amigables con el medioambiente”, expresó Emir Andraos.

Romina Joals, de Eco de Los Andes, destacó el trabajo en conjunto en beneficio de la comunidad “apoyando el desarrollo de nuevas tecnologías que generan materiales que pueden remplazar la madera”. Por su parte, Carlos Arce, de Maderas Plásticas Mendoza, declaró: “esto nos motiva a seguir con el trabajo colaborativo de los habitantes, ya que el cuidado del medioambiente entre todos es la forma”.

El programa “Botellas de Amor” es implementado desde 2020 en el municipio de Tunuyán y consiste en acopiar diferentes tipos de plásticos adentro de botellas de PET para luego reciclarlos y convertirlos en productos de plástico 100% reciclado. “Desde septiembre hasta la fecha se han recolectado más de mil kilos de Botellas de Amor. Queremos felicitar al pueblo de Tunuyán porque sintió el llamado de colaborar, acercando su botella de PET. Gracias por el compromiso asumido”, concluyó Daniel Zagaglia, Director de Ambiente del departamento.

De esta manera, Tunuyán dispone 13 puntos de acopio, a través de cestos señalizados, para este tipo de botellas. Una vez que esos cestos se llenan, son retirados del lugar y enviados a Junín Punto Limpio, donde Madera Plástica Mendoza los recicla y convierte en productos como postes plásticos para viñas y campos, cierres perimetrales para barrios privados, tablas y perfiles y mobiliario urbano.